viernes, 19 de junio de 2015

Crema aloe vera.

Esta crema tenía que ser refrescante, hidratante  sin engrasar la piel y a la vez con propiedades antisépticas, creo que con estos ingredientes lo he conseguido.



Los aceites utilizados cuidan la piel de forma adecuada.
Aceite de coco fraccionado, es un aceite muy estable a la oxidación, es emoliente, calma y ablanda la piel, es de rápida absorción sin dejar película grasa en la piel, las cremas quedan con una textura muy ligera es ideal para pieles sensibles.
Aceite de almendras, es uno de los aceites mas hidratantes para la piel le da elasticidad, calma y suaviza la piel,  podemos utilizarlo puro o mezclado con otros aceites, atenúa arrugas y estrías, es un aceite indicado para niños y mayores.
Aceite de pepita de uva, combate el envejecimiento de la piel, tiene propiedades emolientes y antiiflamatorías, puede proporcionar beneficios para las personas con acné y problemas inflamatorios cutáneos. 
Aloe vera, tiene multitud de propiedades voy a destacar su poder cicatrizante, es bueno para tratar el acné, el aloe permite regenerar los tejidos desde el interior hacía el exterior absorbiendo el exceso de grasa, usado de modo gradual reduce cicatrices producidas por el acné, es muy eficaz a la hora de tratar quemaduras, heridas, psoriasis y problemas de la piel en general. 


Receta.
Coco fraccionado 8%
Aceite de almendras 7%
Aceite de pepeita de uva 7%
Emulsionante 4%
Conservante 0,6%
Aloe vera 73%
A.esenciales de lavanda,ciprés y árbol del té 0,4%



Está indicada para cualquier zona del cuerpo, el alto porcentaje de aloe vera en combinación con estos aceites nos proporciona una piel suave , hidratada y con un aspecto inmejorable.
Los aceites esenciales empleados perfuman nuestra piel a la misma vez la combaten de virus, hongos y bacterias por el poder antiséptico de el árbol del te, ciprés y lavanda.
 Espero que os guste y os animéis a probarla. 
Toda la información ha sido documentada con artículos y libros relacionados con los temas tratados en esta entrada.
  


11 comentarios:

  1. Qué bien Ana! Ahora te atreves con las cremas!!! Ya sabes que tus jabones me encantan, así que tendré que probar también las cremas. Ya hablamos. Un beso grande guapísima

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ves Loly ahora me he lanzado también a las cremas y la verdad que merecen la pena por lo menos se lo que me pongo en la piel que las que hay en el mercado ofrecen poca confianza.
      besos ^___^

      Eliminar
  2. ¡Me encanta esta receta! Nunca he sustituido todo el agua de una crema por aloe vera, pero creo que lo voy a probar ;). ¡Muchas gracias por compartir tan generosamente! Un afectuoso saludo. Beatriz

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Beatriz, a mi me gusta como queda la crema con el aloe, yo lo recojo de mis plantas lo trituro y lo filtro con un paño para quitar la pulpa que pueda resultar de haberlo batido, le puedes poner un poquito de leche de avena casera ( un chorrito pequeño) para que quede mas fluida .yo se lo puse a la hora de batir el aloe y para la piel viene genial.

      Eliminar
    2. ¡Gracias, otra vez, Ana! Tomo buena nota de todo :)

      Eliminar
  3. Yo también la probaré más adelante. Con las quemaduras lo tengo comprobado que es increiblemente buena. Un beso preciosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad Ruqui el aloe es fantástico para multitud de cosas y las quemaduras es una de ellas.
      Besos ^___^

      Eliminar
  4. Conozco el aloe vera y se lo que puede llegar a hacer, auguro que esta crema va a ser fantástica !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que ha tenido mucho éxito la crema.
      besos ^___^

      Eliminar
  5. Se ve perfecta !!! que emulsionante usaste? para que no te quede grasosa?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jacinta he usado el olivem 1000 queda las cremas con buena textura y fácil de absorber.
      saludos ^___^

      Eliminar

Ideas de regalos que puedes hacer tu misma.

Vamos con una selección de ideas de regalos que se pueden hacer en casa con un poquito de imaginación. Comenzamos con un monedero tejido...